Seleccionar página

Cerrajeros 24 horas
La humedad del ambiente o un líquido derramado que no ha sido secado con rapidez, puede provocar que los muebles de madera, se afecten y alteren su forma.
En gaveteros caseros o de nuestro sitio de trabajo, lo más usual es que esto suceda como resultado de alguna inundación o por derrame de líquidos, pues en ambos casos el mobiliario no está expuesto a la humedad del clima en temporadas de lluvia, pero si a consecuencias de ésta.
Qué apariencia toma un mueble de madera que se ha mojado
Al mojarse, los muebles de madera parecen inflarse, lo cual se debe a que este material es poroso y absorbe la humedad o líquido que se haya derramado sobre él, quedando expuesto a sufrir alguna deformación.
Cuando es material artificial, lo que conocemos como contrachapado, la consecuencia es más notoria, pues como se compone de varias capas, cada una de ellas absorbe lo propio y el resultado es poco agraciado.
Tenemos la fortuna de que pocas veces se deteriora un mueble completamente, pero en temporadas de bajas temperaturas, cuando la humedad ambiental parece filtrarse por todas las áreas, los muebles que tienen poco uso pueden verse afectados si no están bien resguardados y quedan parcialmente expuestos a estos cambios de clima, afectando básicamente sus cajones.
¿Te interesa saber cómo puedes abrir una gaveta trabada por la humedad?, pues sigue leyendo, que te daremos algunas recomendaciones para que lo logres, usando herramientas y utensilios que tienes en casa.
Gavetas trabadas por la humedad
Cuando una gaveta ha sufrido estas exposiciones, adquiere un volumen que llena por completo el espacio del mueble donde se ubica y traba su mecanismo de movilización, pudiendo incluso deteriorarse su contenido si no tomamos previsiones a tiempo.
Ante situaciones como ésta no debemos desesperarnos, pues aunque haya consecuencias, hay algunas tareas que podemos emprender para tratar de recuperar el mueble o destrabar la gaveta sin tener que comunicarnos con expertos en el área.
Qué necesitas para destrabar la gaveta y recuperarla
Ubica una vela, una lija para madera y algo de barniz; si no tienes lija en casa, puedes adquirirla en alguna ferretería cercana a tu vivienda. Verás que vale la pena intentar hacer esta recuperación por ti mismo.
Proceso que vamos a seguir
Con paciencia, vamos a pasar la vela sobre los bordes de la gaveta, frotando la vela contra la madera para impregnarla de cera, haciendo énfasis en las áreas que veamos más afectadas por la humedad y que, por ende, estén más trabadas.
Seguidamente la jalaremos con cuidado y mientras tanto, continuamos aplicando la cera de la vela hasta cubrir la mayor extensión posible de la superficie para que resbale gracias a esta aplicación.
La cera que vamos colocando permite que ceda mientras ejercemos algo de fuerza, sobre todo si el engrosamiento es muy notable y ocupa el espacio libre que contempla el mecanismo del gavetero para que sus cajones funcionen libremente.
Repetimos el procedimiento hasta que logramos abrirla, luego de lo cual chequeamos si el contenido es salvable o no. Cuando alcancemos el objetivo trazado, revisaremos con detalle el estado de madera.
Si aún está húmeda, es conveniente sacarla y ponerla donde le dé el sol y aire natural, de manera que se seque totalmente y prevengamos que adquiera el característico olor de la madera húmeda.
Chequeamos si entra de nuevo en el gavetero y si no es así, procedemos a lijarla para rebajar el grosor que ha adquirido para recuperar prontamente su utilidad y de ser posible, aplicamos algo de barniz para protegerla de futuros accidentes.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies